Artrosis de manos

Artrosis de manos

Qué es – Síntomas – Causas – Tratamiento - Prevención

 

Qué es la artrosis de manos

 

La artrosis de las manos es una enfermedad degenerativa que afecta a las articulaciones, causando dolor, rigidez y, en ocasiones, deformidad. Aunque es más común en personas mayores, puede afectar a cualquier edad, especialmente a aquellos con antecedentes familiares o que han sufrido lesiones en las manos. La artrosis en general, puede afectar a la cadera, la rodilla, las cervicales o las manos, como tratamos en este artículo.

 

Síntomas y Diagnóstico 

 

Los síntomas de la artrosis en las manos incluyen dolor al mover o cargar objetos, rigidez matutina en las articulaciones, hinchazón y sensibilidad alrededor de las articulaciones afectadas, y nódulos óseos en los dedos. El diagnóstico se realiza mediante la evaluación clínica de los síntomas y se confirma con radiografías que muestran cambios característicos en las articulaciones.

 

Causas

 

Las causas de la artrosis de las manos son variadas e incluyen el desgaste natural debido al envejecimiento, lesiones repetitivas, antecedentes familiares de la enfermedad, artritis reumatoide y enfermedades autoinmunitarias, sobrepeso y obesidad, y el uso excesivo de las manos en tareas manuales.

 

Tratamiento

 

El tratamiento de la artrosis tiene como objetivo principal aliviar el dolor, mejorar la movilidad y calidad de vida del paciente, y ralentizar la progresión de la enfermedad.

Las estrategias terapéuticas para la artrosis pueden incluir:

 

  • Tratamiento medicamentoso: Uso de analgésicos, antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), y suplementos como glucosamina y condroitina.

 

  • Terapias físicas: Ejercicios de fortalecimiento y estiramiento, fisioterapia y uso de dispositivos de asistencia.

 

  • Tratamientos alternativos: Acupuntura, masajes y terapias con calor o frío.

 

  • Tratamientos Conservadores: El tratamiento de la artrosis en las manos tiene como objetivo minimizar el dolor y mejorar la funcionalidad. Los tratamientos conservadores incluyen medicamentos para aliviar el dolor y la inflamación, fisioterapia para mejorar la movilidad, terapia ocupacional para adaptar las actividades diarias y el uso de férulas para inmovilizar las articulaciones durante brotes de dolor.

 

  • Tratamientos Quirúrgicos:En casos donde los tratamientos conservadores no son suficientes, se puede considerar la cirugía. Las opciones quirúrgicas incluyen la artroscopia, la artroplastia  o osteotomía para reemplazar las articulaciones afectadas, y la artrodesis, para fusionar las articulaciones y proporcionar alivio del dolor.

 

Prevención

 

Prevención y Autocuidado Para prevenir la artrosis o minimizar su progresión, se recomienda mantener un peso saludable, realizar ejercicios de fortalecimiento y estiramiento de manos y dedos, evitar traumatismos repetitivos y utilizar protección en actividades que puedan afectar las manos.

Aunque la artrosis en las manos no tiene cura, un enfoque multidisciplinario que incluya tratamientos conservadores y quirúrgicos puede ayudar a las personas a manejar los síntomas y mantener una buena calidad de vida. Es importante que las personas con artrosis trabajen en conjunto con su equipo de atención médica para encontrar el mejor plan de tratamiento para sus necesidades individuales, por esta razón es muy importante que contactes con nosotros para juntos buscar la mejor solución.

 

 

  • Si tienes dudas que resolver o necesitas ampliar información, no dudes en contactarcon nosotros.

 

Comentarios